Queremos dar la bienvenida a todas aquellas personas que se asomen a nuestro blog y quieran descubrir el dia a dia de las niñas y los niños de la clase de 4 años A del CEIP Clara Campoamor de Huércal de Almería.

domingo, 2 de julio de 2017

CRACIAS

GRACIAS POR:

Tres años maravillosos en el que hemos compartido,  llantos, risas, besos y alegrías.

Tres años en donde habéis crecido como personas y yo me he hecho más vieja y más sabia

Tres años  en los que he tenido la suerte de ser vuestra maestra.  ¿En qué trabajo te reciben con un abrazo o te regalan flores? a veces tan diminutas que no hay jarrón que las acoja, una piedra del camino, un trozo de papel de colores... mi mesa siempre está llena de incalculables tesoros y mis paredes llenos de obras de arte.

Durante  3 años hemos cultivado lazos de amistad, hemos aprendido a gustarnos no sólo a nosotr@s mismos sino también a los demás, hemos aprendido la existencia del otro o de la otra y no solo porque nos quita el juguete sino porque hemos descubierto nuestras primeras amistades que puede que se queden contigo para el resto de tu vida, como mi amiga María, compañera de párvulos, que a fuerza de "querernos" hicimos que nuestras familias también se quisieran. También hemos aprendido a encajar los primeros rechazos, a descubrir con asombro y perplejidad que ¡NO SOMOS EL CENTRO DEL UNIVERSO!  ¿Te lo puedes creer ?yo, precisamente.  yo que solo necesito iniciar un puchero para que mamá acuda a mi lado... yo, que antes de rozar el suelo ya hay cien manos que me sujetan....yoooo, ¡ NO PUEDE SER!, solo hay un yo, los demás son los otros...  UN AULA LLENA DE YOOOS  hace difíciles los inicios. Sin embargo aquí estamos. hemos aprendido a trabajar juntos sin romper el papel o pelearnos por el lápiz.

Hemos aprendido a escuchar a la compañera y al compañero, a sentirnos en el lugar del otr@, a poner nombre a eso que me quema por dentro cuando me quitan un  juego y que me hace estallar en mar de lágrimas y patadas.

Hemos aprendido que está bien llorar cuando estamos tristes.

Hemos aprendido a compartir nuestros deseos, nuestras vivencias e incluso los bocadillos y los batidos del desayuno.

Poco a poco hemos crecido como personas y como grupo.

Durante tres años luchamos por conseguir la cohesión de la clase,  pero ¿ que ocurre  cuando se termina el ciclo y debemos decir adiós?

Las despedidas duelen,  forman parte de la propia vida. A lo largo de nuestra existencia encontraremos personas que nos harán vivir momentos maravillosos e inolvidables y que llegado el momento te verás obligada a decir adiós porque es necesario seguir hacia delante, como dice María Montessori  "LA PRIMERA TAREA DE LA EDUCACIÓN ES AGITAR LA VIDA PERO DEJARLA LIBRE PARA QUE SE DESARROLLE"

Y en todo este aprender hemos aprendido no a repasar ni a hacer palotes, hemos leído Las brujas de Roal Dalh, aprendido poesía de mano de los mejores poetas García Lorca, Gabriela Mistral, Celia Viñas... A pintar graffitis en las paredes, a llorar de emoción con libros maravillosos y a reírnos con historias divertidas, hemos  aprendido a  dar pasos de a poquito por todo esto que llamamos vida.

Como decía El principito "Las personas grandes nunca comprenden nada por sí solas y es muy aburrido para los niños tener que darles una y otra vez explicaciones. Trabajar con vosotras y con vosotros me ha permitido comprender un poco más, todos esos momentos dedicados a escucharos, ¿seño que haces, que escribes...? Pero sobre todo yo he aprendido de vosotras y de vosotros que lo importante en la vida no es atesorar conocimientos sino atesorar  experiencias, los conocimientos se olvidan las cosas que hacemos y que sentimos nos acompañan siempre.
   "Lo que uno ama en la infancia se queda en el corazón para siempre"Jean-Jacques Rousseau
Gracias por dejarme vivir en vuestros corazones





1 comentario:

  1. Mil gracias por ser como eres, me ha emocionado mucho leer estas palabras. Gracias por cuidar y enseñar a Noelia de la manera que lo has hecho, no tengo palabras de agradecimiento. Te llevamos en el corazón.

    ResponderEliminar